Un precio justo y una casa bonita triunfan en ventas

Un precio justo y una casa bonita triunfan en ventas

Como expertas en gestión inmobiliaria, nuestra función no sólo se basa en añadir viviendas a nuestra cartera de venta o alquiler. También nuestro deber es asesorar en todos aquellos aspectos que los propietarios desconocen antes, durante y después de la compraventa.

Pero no sólo eso, también queremos que todas las casas que promocionamos tengan las mismas oportunidades para que sean visitadas y por lo tanto para conseguir un posible comprador en un tiempo prudencial. Esto básicamente se ajusta a dos criterios fundamentales: el precio y el aspecto general de la vivienda.

Salvo algunos casos más complicados, el precio de la vivienda juega un papel fundamental para que ésta sea vendida en un corto  o medio espacio de tiempo (pueden ser semanas, varios meses o más de un año). Tu gestor inmobiliario debe asesorarte bien para ajustar el precio en función de las características y ubicación, además de tomar como baremos los precios en los que se han vendido las casas en la misma zona incluso urbanización.

Otro tema, muy pero que muy importante, es el aspecto o presencia general de tu vivienda. En esto sí que incidimos a menudo a la mayoría de nuestros clientes porque se aplica en todos los casos aquello de “UNA IMAGEN VALE MÁS QUE MIL PALABRAS“. Cuánto más actualizada, más organizada, más diáfana, más clara, más minimalista sea la casa que vendemos, las posibilidades de venta se incrementan sustancialmente. Esto no significa meterse en obras necesariamente, ni hacer un gran desembolso si no se dispone de una partida para ello.

Por lo tanto, vamos a aprovechar este post para darte unas pautas sencillas e intentar que tu casa sea más vendible. También aplicable a casas en alquiler.

EN CUANTO A PRECIO.

  • Hacer un estudio de mercado sobre viviendas similares y a qué precio se están vendiendo en la zona.
  • No por incrementar más el precio, se ganará más. Al contrario, puede que las ofertas recibidas sean más descabelladas que teniendo un precio ajustado al mercado.
  • Hay que tener en muy en cuenta, el tiempo del cual se ha disfrutado la vivienda, porque eso es dinero ya amortizado.
  • Desde Costamar te aconsejaremos en todo momento cuál es un precio razonable y nos comunicaremos contigo a lo largo del tiempo de venta para ir ajustando el precio en función del mercado.

EN CUANTO A ESTÉTICA VISUAL Y CONFORT.

  • Actualiza cocina y baños con o sin reforma. Pide presupuestos de obra o acércate a tu tienda de bricolaje y que te asesoren y den ideas para reformar sin necesidad de obras. Ellos están al tanto de las tendencias para renovar una casa.

  • Si tienes jardín y piscina, van a apreciar que haya un buen mantenimiento.

  • Una casa limpia y ordenada a la vista ajena vale por dos.

  • Tanto si vives como si no en la casa que tienes a la venta, has de tener una casa lo más diáfana y agradable posible.

  • Puedes cambiar el color de las paredes pintando con colores claros (gris perla, tonos pastel, blancos…). Esto dará claridad a estancias más oscuras y más elegancia a las soleadas.

  • Elimina mobiliario. El tener que estar tropezando y salvando “obstáculos” da la sensación de una casa recargada y con escasa fluidez entre las estancias.

  • Actualiza los textiles de la casa: cortinas, fundas de sofá, juegos de cama, alfombras, paños de cocina…

  • Deja la mínima decoración. Ya sabemos que quieres tener tu casa a tu gusto, pero si está en venta, piensa que los posibles compradores pueden tener un gusto distinto al tuyo y acaben declinando tu casa como opción de compra.

  • Airea y pon ambientadores en la casa. Deja encendido el aire acondicionado o calefacción (si dispones y dependiendo de la época del año) para que cuando visiten tu casa se encuentren cómodos.

Sigue estos consejos y verás como tu casa aumentará el ratio de visitas. Así que manos a la obra y ¡suerte!

Costamar Inmo

El Campello

 

Begoña Entrena