La diferencia está en el nivel de compromiso que se adquiere

Costamar Inmo El Campello

Costamar Inmo El Campello

La diferencia está en el nivel de compromiso que se adquiere

Esta frase puede servir para casi cualquier ámbito de nuestras vidas. La forma en que cada uno se compromete con sus amistades, el compromiso que adquieres en un equipo deportivo, con tu grupo de teatro o como aquí estamos tratando, el compromiso que adquirimos en el desarrollo de nuestra profesión. 

Todas las inmobiliarias venden casas o las alquilan, pero casi siempre, la diferencia está marcada por la pasión o el nivel de compromiso en que se trabajan las operaciones.

En los tiempos que corren, y cuando el cliente tiene la necesidad de vender, muchas veces surge la falsa idea de …”cuantas más inmobiliarias lo tengan, mejor…” además, de ser el cliente mismo el que anuncia por su cuenta la venta de su vivienda.

El que mucho abarca, poco aprieta, y en este caso con más razón que en ninguno. Obviamente, si tenemos la necesidad de vender una casa y no queremos que nos hagan perder el tiempo, debemos saber cómo y a quién damos esa exclusiva. Conviene hacer un estudio exhaustivo de las inmobiliarias en general y de su forma de trabajo en particular. De sus formas de publicidad, de la confianza que nos inspiran sus comerciales, de la honestidad con la que valoren la casa y sin lugar a dudas, del nivel de compromiso que adquieren con cada cliente.

Por lo que aconsejamos, que no os dejéis llevar por grandes campañas marketing, que a veces tapan lo que en realidad importa, el grupo humano que lo compone, el mimo en el trato de cada caso o que simplemente se ganen tu confianza.

Las exclusivas sirven para poder ser más certeros en la búsqueda del comprador de tu casa. Porque no es lo mismo poder ser máximamente descriptivo (emplazamiento, altura año de construcción, orientación, etc ) que tener que andar jugando a las adivinanzas. Acotas las búsquedas, se reducen el número de visitas, y la probabilidad de una venta rápida se dispara.

Si escoges bien a tu inmobiliaria, lejos de cerrarte puertas, conseguirás abrirlas de par en par.

Begoña Entrena López

API 

Gema Ballester